Make your own free website on Tripod.com

Principales ciudades

Volver a la pagina principal

Economía

Educación y cultura

 

Argentina es un país con un rico legado cultural español, fuertemente influido desde el siglo XIX por la inmigración europea, fundamentalmente por la italiana. Se mantiene un vivo interés por la historia del país, simbolizada especialmente en el cultivo de sus tradiciones. En el ámbito artístico, la influencia más importante ha sido la europea, especialmente la de Francia. Sólo en el arte popular se ha registrado una importante influencia de las culturas indígenas.

Educación

La educación primaria es gratuita y obligatoria entre los 6 y los 14 años. En el curso escolar 1991-1992, unos 5 millones de alumnos asistieron a las escuelas primarias y, aproximadamente, 2,3 millones a las secundarias y de formación profesional. Las universidades tenían más de 1 millón de estudiantes. La tasa de alfabetización de Argentina, en torno al 95%, es una de las más altas de América Latina.

Argentina tiene 24 universidades nacionales, y varias provinciales y privadas. La principal institución es la Universidad Nacional de Buenos Aires (1821). Entre las más importantes merecen mencionarse la Universidad Católica Argentina (1958), la Universidad del Salvador (1958), la Universidad de Belgrano, la Universidad Tecnológica Nacional (1959) y la Universidad Nacional de Córdoba (1613), además de las situadas en Bahía Blanca (1956), La Plata (1905), Mendoza (1939), San Miguel de Tucumán (1914) y Rosario (1968).

Bibliotecas y museos

La biblioteca más importante de Argentina es la Biblioteca Nacional (1810), ubicada en Buenos Aires, que dispone de un fondo de más de 1,9 millones de volúmenes. Entre los numerosos museos de Buenos Aires merecen destacarse el Museo Argentino de Ciencias Naturales, el Museo Nacional de Bellas Artes y varias colecciones privadas. El Museo de Ciencias Naturales de La Plata es famoso por su colección de fósiles de dinosaurios.

Literatura

La literatura argentina adquirió un marcado matiz nacionalista en el siglo XIX. El poema Fausto (1866) de Estanislao del Campo, está basado en la ópera Fausto de Charles Gounod; Martín Fierro (1872), un poema narrativo de la vida de un gaucho, obra de José Hernández, está considerada la epopeya nacional. Finalmente, el ensayo sociológico Facundo, civilización y barbarie (1845), de Domingo Faustino Sarmiento, es un estudio que analiza cómo la vida rural en la Pampa argentina contribuyó a modelar el carácter nacional.

La literatura argentina del siglo XX ha producido obras como la celebrada Don Segundo Sombra (1926), novela de Ricardo Güiraldes; Rayuela (1963), de Julio Cortázar; El beso de la mujer araña (1976), de Manuel Puig; La bahía del silencio, de Eduardo Mallea (novelista que escribió sobre temas existencialistas), y la obra de Jorge Luis Borges, cuyas historias han alcanzado el reconocimiento internacional. El poeta más conocido es Leopoldo Lugones, quien cultivó el simbolismo y el naturalismo. En la actualidad, y junto a Ernesto Sábato, debe destacarse a Adolfo Bioy Casares como uno de los escritores argentinos más representativos.

Arte

La pintura del siglo XIX estuvo dominada por temas gauchescos y escenas de la vida urbana. En este periodo destacó Prilidiano Pueyrredón. Entre los artistas del siglo XX merecen mencionarse a Lucio Fontana, Pablo Curatella Manes o Raquel Forner, además de Benito Quinquela Martín, el cubista Emilio Pettoruti, el cinético Julio LeParc y Raúl Soldi. Son muy conocidas las obras del escultor Rogelio Yrurtia.

Música

La música tradicional argentina se inspira principalmente en las canciones y bailes gauchescos, la música nativa de las provincias del norte, las influencias europeas y, en menor medida, la música africana. El tango, cuyo intérprete más famoso es Carlos Gardel, se desarrolló en Buenos Aires y se convirtió en el baile de salón favorito de gran parte del mundo. También hay que destacar la milonga y el gato. Ástor Piazzola, prolífico compositor, director e intérprete de tangos, incorporó a sus obras influencias clásicas y del jazz.

La ópera y la música sinfónica son elementos importantes de la actividad cultural. La Orquesta Sinfónica Nacional tiene su sede en Buenos Aires y la compañía de ópera de esta ciudad en el Teatro Colón, inaugurado en 1908; esta compañía de ópera ha obtenido una merecida fama mundial por su excelencia. En el terreno de la música clásica destacan Roberto Caamaño, Mauricio Kagel y Gilardo Gilardi. El más conocido de los compositores argentinos fue Alberto Williams, fundador del Conservatorio de Buenos Aires. Alberto Ginastera es conocido por su música sinfónica para ballet, ópera y piano, muy popular en todo el mundo. En el ballet son muy notorias las figuras de Julio Bocca y Maximiliano Guerra, cuyas virtudes han trascendido las fronteras del país.